¿Por Qué las Mujeres Llevan los Botones al Lado Opuesto de los Hombres?

Los científicos han realizado innumerables estudios para averiguar las diferencias en el cerebro entre hombres y mujeres. Hay que añadir que esta clase de investigaciones son controversiales en el mundo científico.
Los resultados de las investigaciones son variopintas. Sin embargo, la mayoría coinciden en que el cerebro masculino ayuda a los hombres a hacer ciertas tareas (orientarse en su entorno y leer mapas) leer mapas, por ejemplo), mientras que el cerebro femenino facilita que las mujeres puedan desplegar mejor otras habilidades (la empatía y la intuición).
Sin embargo, hay muchas voces criticas. Por ejemplo, es verdad que los factores hormonales puedan crear ciertas diferencias pero la educación y las normas sociales influyen poderosamente en el comportamiento de las mujeres y de los hombres.
La respuesta a la pregunta de este articulo tiene que ver más con la sociedad que con la estructura neuronal u anatómica de los sexos. En general los botones de la ropa femenina van cocido al lado izquierdo, y los de la ropa masculina, al derecho. Entre todas las diferentes hipótesis, los investigadores coinciden en dos explicaciones.
Desde la prehistoria la humanidad utilizó botones fabricados de madera o conchas perforadas. Pero a lo largo del siglo XIII se puso de moda los botones para camisas, chaquetas y otras vestimentas. Dado que las mujeres antiguamente amamantaban a menudo a sus bebés. Ellas solían llevar sus críos en el brazo izquierdo, y era más practico coser los botones de las prendas femeninas en el lado izquierdo. De este modo la mujer tiene mayor facilidad para desabrocharse con la mano derecha.
Otra explicación es que en ese periodo de la historia las prendas femeninas con botón eran caras y solo la gente adinerada podía permitírselo. Además, cuanto más botón, más cara el vestido. Y vestirse una prenda con muchos botones era una tarea ardua. Las damas muy ricas disponían de criadas que las ayudaban a vestirse. Por tanto, era más fácil para las sirvientas si los botones estaban cocidos al revés.
Todos los hombres adinerados llevan una espada como signo de distinción. Otra razón de incorporar un arma a la vestimenta de un hombre era por seguridad. Eran tiempos arriesgados y, por tanto, el caballero debía tener fácil acceso a su arma. Por esa razón, la espada se colocaba al lado izquierdo porque todos eran diestros. Cocer los botones al lado derecho facilitaba que los hombres pudieran desabrocharse con la mano izquierda mientras que la mano empuñaba el arma.
Esta curiosidad nos hace reflexionar acerca de la interacción del cerebro humano con su hábitat. Nuestro intelecto modifica el entorno para vivir mejor y, al mismo tiempo, el medio ambiente moldea nuestro cerebro.